Escucha esta nota aquí

El operativo de control que ejecutaron funcionarios de la Alcaldía cruceña desveló las artimañas de algunos comerciantes que rociaban sangre de vaca en el interior de los pescados para hacerlos pasar como frescos, cuando ya estaban en estado de descomposición.

Óscar Montaño Vidal, jefe del Departamento de Control y Fiscalización de Productos, Servicios y Uso de Espacio Público, informó de que se decomisaron 40 kilos de pescado en mal estado que estaba siendo comercializado en la zona del cuarto anillo y avenida Virgen de Cotoca, 

Los vendedores de ese modo engañaban a la ciudadanía. En los puestos de venta se encontró un total de 20 litros de sangre de res que era utilizada para este fin. Montaño dijo que se les va a iniciar un proceso en la Fiscalía por atentado a la salud pública.

Aconsejó a la población tener cuidado cuando compra este tipo de carne. Dijo también que los operativos en los demás centros de abasto continuarán.