Es un hecho. El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, llegará a Bolivia para asistir a una entrevista para hablar sobre los argumentos chilenos respecto a la demanda marítima boliviana ante la Corte Internacional de Justicia, después de que la ministra de Comunicación, Marianela Paco, lanzara una invitación a las autoridades del vecino país como respuesta a la presencia del vocero boliviano de la demanda, Carlos Mesa, en Televisión Nacional de Chile, donde defendió la causa de Bolivia.
“Estamos invitando a una entrevista en el canal estatal, Bolivia TV, al canciller de la República de Chile, Heraldo Muñoz, y al señor (Felipe) Bulnes, para que puedan presentarse en nuestro país y concedan la entrevista, el día y hora que ellos dispongan (...). Yo quedo a disposición para que hagamos esta coordinación directa para que podamos materializar esta entrevista”, dijo la ministra de Comunicación en una conferencia de prensa.

La ministra Paco lanzó la invitación y casi de inmediato fue aceptada desde Chile por el canciller Muñoz, quien dijo que “ya era hora” de que se pronunciaran las autoridades bolivianas y se mostró dispuesto a viajar hasta La Paz para exponer los argumentos de su país.
“La acepto encantado. Ya era hora, porque los medios de comunicación en Chile han sido muy generosos en emitir las opiniones y los puntos de vista oficiales de Bolivia y yo estaré encantado de transmitir la posición de Chile”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores en una rueda de prensa en Santiago, pero precisó que no recibió una invitación formal.
La ministra de Comunicación explicó que las cartas de invitación se remitirán a través de la Cancillería boliviana y estarán atentos a la respuesta que envíen desde Santiago.

El miércoles, el portavoz de la demanda marítima boliviana, Carlos Mesa, se presentó en el programa El Informante, que se emite por la estatal Televisión Nacional de Chile, y su participación desató una ola de críticas e incluso se solicitó informe ante el Parlamento de ese país. En esa oportunidad, el diputado Jorge Tarud mencionó que Bolivia debería devolver la gentileza e invitar a una autoridad chilena para hablar del mismo tema.

Los detalles
La ministra Paco afirmó que los detalles sobre el formato de la entrevista y aspectos operativos, como el traslado de los entrevistados, la hora, el día o quién realizará la entrevista en Bolivia TV, se pueden ver más adelante, pero que la demanda marítima y el sentimiento que despierta entre los ciudadanos bolivianos “no tiene precio”, y por tanto no escatimarán recursos económicos para llevar adelante este programa.
Ayer, los ejecutivos del canal estatal, Bolivia TV, se negaron a atender los requerimientos sobre los detalles de esta entrevista; el gerente de la empresa, Marcelo Patzi, atendió el teléfono y cuando se mencionó el tema evitó referirse.

Reacciones
La presidenta de la Asociación de Periodistas de La Paz, Lupe Cajías, calificó de positiva la invitación a las autoridades chilenas y la respuesta, porque en cualquier escenario de diálogo el primer paso es escuchar al contrario y dijo que será muy importante que la población boliviana escuche los argumentos sobre el tema que tienen desde Santiago.

El periodista Robert Brockmann aseguró que la invitación y la respuesta fueron lo más adecuado que podría ocurrir porque de ese modo la población boliviana podrá conocer de los propios demandados su defensa y los argumentos que tienen; sin embargo, manifestó que el quién realizará esta entrevista se constituye en el punto más delicado de la invitación boliviana, por la delicadeza del tema.

Para el periodista Mario Espinoza, cualquiera sea el profesional que efectúe la entrevista a Muñoz, no debe perder el horizonte de un género de estas características y debe estar alejado de los apasionamientos que pueda producir un centenario problema como la demanda marítima.
Espinoza fue mencionado en las redes sociales como un potencial candidato al encuentro en el canal estatal con el canciller chileno. “Sería un honor”, resumió el veterano comunicador cuando fue consultado si aceptaría una invitación del Gobierno boliviano para este programa.
El exconductor de programas de la red Cadena A John Arandia también se refirió al tema y afirmó que la forma de conducir una entrevista de estas características sería clave y sugirió al Gobierno elegir a un periodista que esté preparado para asumir el reto.

Los políticos
La invitación también repercutió en los políticos, así oficialistas y opositores se pronunciaron sobre la invitación pero con matices. Los adversarios al Gobierno sugirieron nombres y los oficialistas prefirieron el silencio, pero dijeron que debe ser un periodista preparado e invitado por el Gobierno.

El jefe de UN, Samuel Doria Medina, sugirió los nombres de la controvertida periodista Amalia Pando y del exdirector de radio Erbol Andrés Gómez; también señaló que en los otros departamentos existen periodistas que pueden hacer un trabajo impecable.

El senador Arturo Murillo (UD), indicó que los buenos periodistas están señalados por el Gobierno y serían los únicos que podrían hacer una entrevista que tendría resultados, incluso para el equipo de abogados que defienden la causa marítima en los estrados de la CIJ.

Para los masistas, el periodista que realice la entrevista debe estar calificado y ser imparcial, pero cuando se preguntó si alguno de los comunicadores del Estado estaría calificado, prefirieron el silencio.
Lupe Cajías alertó sobre el peligro de dejar esta responsabilidad en manos de un periodista con militancia