Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales entregó ayer un sistema de riego tecnificado para 1.116 hectáreas de cultivos de alimentos en la localidad de Pocotaica, municipio de Vila Vila, en el departamento de Cochabamba, una obra que demandó una inversión de más de Bs 4,3 millones del Fondo de Desarrollo Indígena.

“Hemos cambiado Bolivia, y por eso estamos muy agradecidos. Yo saludo el esfuerzo de ustedes caminando para vernos, para escucharnos y vamos a seguir trabajando”, afirmó el jefe de Estado en un acto público.

Según datos oficiales, el sistema de riego tiene 23 kilómetros de tubería, tomas de agua de los ríos Ch”isumayu, Calpamayu y Calpa Mayu Nueva, un tanque de almacenamiento de 50 metros cúbicos, 81 cámaras de distribución y 75 cámaras hidrantes, entre otras estructuras.

El sistema beneficiará a 56 familias campesinas.

En su discurso, Morales dijo que la provisión de agua en el campo es importante para garantizar la seguridad alimentaria y para ampliar la lucha contra la pobreza y reducir la migración de jóvenes hacia las ciudades.

“En el valle, en el altiplano, riego es comida segura. Agua más tierra es comida segura”, refrendó y comprometió la ejecución de un proyecto de ampliación de la red de agua potable.