Escucha esta nota aquí

La intención del presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, de exigir sanciones contra Venezuela fue recibida con cautela en el Mercosur, cuyos socios han recomendado esperar al desenlace de los comicios legislativos del próximo 6 de diciembre.

En su primera rueda de prensa después de ganar las elecciones del domingo, Macri afirmó que pedirá aplicar la cláusula democrática del Mercosur contra Venezuela por la "persecución" a los opositores y a "la libertad de expresión" que, según sostuvo, existe en ese país.

Respuesta del partido de Maduro a Macri 

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, no reaccionó aún pero sí lo hizo el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que tildó esas declaraciones como "reprochables y lamentables, ya que significan un acto de injerencia interna".

Los otros tres socios del Mercosur se expresaron a través de sus cancilleres y, aunque no respaldaron la postura de Macri, cada uno lo hizo con matices, sin conclusiones y abriendo un paréntesis hasta las próximas elecciones legislativas en Venezuela.

Postura de Brasil 

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Mauro Vieira, fue preguntado directamente sobre el asunto durante una comparecencia al Senado y evitó dar una respuesta frontal, aunque se explayó sobre los próximos comicios venezolanos.

"Tenemos que esperar el resultado de las elecciones", insistió el canciller, quien aseguró que el Gobierno venezolano se comprometió a darle amplias libertades al trabajo de la misión de "acompañamiento" de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para esos comicios.

Posición uruguaya 

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, dijo que "todavía no están dadas las condiciones" para sancionar a Venezuela pues, en su opinión, ese país está "lejos de una alteración del orden democrático".
De todos modos, en un tono similar al de Vieira, consideró que hay que esperar y "ver cómo se resuelve la elección" parlamentaria.

Paraguay 

En el caso de Paraguay, el único país del bloque que hasta ahora ha sido sancionado con la cláusula democrática, el canciller Eladio Loizaga manifestó su convicción de que los comicios se celebrarán dentro del "marco legal" y que sus resultados serán respetados.

"Habrá una misión de la Unasur y tenemos que ver como se irán desarrollando los hechos", dijo Loizaga, quien, sin embargo, ante algunas preguntas directas sobre la posición de Macri, respondió: "tomamos nota. Tomamos nota".

¿Qué puede ocasionar el pedido de Macri?

Muchos analistas consideran que la propuesta de Macri le ha dado a las elecciones en Venezuela una connotación regional mayor, que puede sacudir al Mercosur e incluso a la Unasur.

Si Macri no obtuvo apoyo de los socios del bloque, estos tampoco expresaron una "solidaridad automática" con el Gobierno venezolano.

En Bolivia, que está en proceso de adhesión al bloque, tres días después de la propuesta de Macri había silencio oficial sobre el asunto.

Ecuador denuncia injerencia interna 

El único mandatario suramericano que se posicionó contra Macri fue el ecuatoriano Rafael Correa, quien dijo que hay "claramente una interferencia en asuntos internos" y afirmó que si un presidente "se cree árbitro del bien y del mal" será "muy grave" para la región.

Elecciones en Venezuela 

Los comicios en Venezuela serán el 6 de diciembre y cuatro días después Macri recibirá el poder de manos de Cristina Fernández, una férrea aliada de Maduro.

Cumbre del Mercosur 

El 21 de diciembre el Mercosur tendrá su cumbre semestral en Paraguay, que estuvo suspendido en 2012 y 2013 tras la destitución del mandatario Fernando Lugo, calificada como "ruptura constitucional" en una reunión de presidentes que formalizó el ingreso de Venezuela al bloque, hasta entonces resistido por el Senado paraguayo.