Escucha esta nota aquí

Katia Uriona presentó su renuncia irrevocable. La presidenta del Tribunal Electoral (TSE) hizo pública su dimisión esta jornada mediante una carta pública dirigida a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

La misiva, que hace un repaso a las metas con las que asumió el cargo de vocal, y luego la titularidad de esa instancia, explica las causales de su alejamiento, atribuyéndolas a una "situación de estancamiento en la toma de decisiones referidas a temas fundamentales para el resguardo de la institucionalidad, principios y valores comprometidos por mi persona".

Se trata de la segunda renuncia en el Tribunal Electoral. Primero fue su vicepresidente, José Luis Exeni, que se apartó de su cargo por "motivos de salud". Actualmente existen cinco vocales, que aún pueden hacer quórum para la toma de determinaciones.

Ambiente que se vive en puertas del TSE:

La Sala Plena de la instancia electoral encara ahora la organización de las inéditas elecciones primarias en el país, aspecto que debe dirimir si Evo Morales y Álvaro García Linera están habilitados como candidatos a una nueva repostulación. 

Uriona afirma además que se ve "impedida" de cumplir con sus funciones bajo los principios que se trazó, como la transparencia, independencia, imparcialidad y eficiencia para que se recupere la institucionalidad y credibilidad del TSE.

"Nosotros no amenazamos, nosotros haremos respetar la Constitución. Siempre hemos hecho respetar la Constitución", afirmó en entrevista con EL DEBER sobre ese aspecto el vicepresidente.

Carta de Uriona: