Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Después de mucho tiempo cayó sobre Camiri y sus alrededores una suave pero persistente lluvia que duró más de seis horas, que contribuyó no solo a bajar las altas temperaturas que se registran en esta zona, sino también a aumentar el caudal del río Parapetí y llenar los atajados para consumo de los animales.

Camiri tiene una importante producción agrícola y también de ganado bovino criollo, del que proviene la llamada ‘carne ecológica’.
Ambas actividades enfrentan duras condiciones por la falta de lluvia. La de este fin de semana fue una bendición, dicen los agropecuarios