Escucha esta nota aquí

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, redujo este jueves los días laborables del país de cinco a cuatro días por semana en el marco de un plan de 60 días para atender una emergencia nacional ocasionada por la sequía.

Maduro estableció, a través de un decreto presidencial que será publicado este jueves, "todos los días viernes como días no laborables a partir del viernes de esta misma semana, durante los meses de abril y el mes de mayo", según anunció a través del canal estatal VTV sin precisar si este anuncio irá dirigido al sector público o privado.

El "plan de atención de la emergencia" será de ocho semanas durante las que Maduro pidió "la máxima colaboración de todo el país".

"Con este plan que hemos venidos estableciendo, (...) desde el 6 de abril, hasta el 6 de junio, este plan de 60 días, dos meses, vamos a poder pasar el momento más difícil, de mayor riesgo, y estoy seguro que lo vamos a superar con la menor afectación", dijo.

Asimismo ordenó ampliar la capacidad de auto generación eléctrica de los centros comerciales que pasará de cuatro a nueve horas, y aquellos que no logren llegar a esa capacidad serán objeto de "medidas especiales para garantizar el ahorro", dijo.