Escucha esta nota aquí

Un joven nepalí de 15 años fue rescatado este jueves tras permanecer cinco días atrapado bajo los escombros de un edificio en Katmandú derrumbado por el terremoto de 7,8 grados que golpeó el sábado Nepal y que ya se ha cobrado 5.500 muertos y 11.000 heridos.

Pemba Lama se encontraba trabajando en una casa de huéspedes en la zona de Gongabu cuando el edificio de siete plantas se vino abajo a consecuencia del sismo, el peor que ha sacudido el país asiático en 81 años, dijo el superintendente de Policía, Narayan Khadka.

Los equipos de rescate le localizaron el miércoles por la noche y pudieron comunicarse con él. Tras ser desenterrado después de permanecer 120 horas bajo los escombros, Lama fue trasladado a un hospital.

En los últimos días se ha encontrado con vida a varias personas de entre las ruinas del sismo. Un joven de 28 años fue rescatado el martes tras permanecer 82 horas atrapado bajo los escombros de un edificio en la capital nepalí.

En otro rescate ocurrido el lunes, una mujer parapléjica de 32 años pudo ser sacada con vida y en situación estable tras permanecer unas 50 horas atrapada entre los escombros de su vivienda en Katmandú.

Y una niña de cuatro meses fue encontrada con vida en las ruinas de un edificio 22 horas después de que el terremoto sacudiese el país.

El número de muertos por el movimiento telúrico alcanzó casi los 5.500, además de 11.000 heridos, según el último recuento ofrecido esta mañana por el Ministerio del Interior.

Las labores de rescate continúan dificultadas por el mal tiempo y por las carencias del país asiático para responder a un desastre de tal magnitud, mientras se agota el tiempo para encontrar supervivientes entre los escombros.