Escucha esta nota aquí

Alejado del clima negativo por las críticas hacia su persona, el portero boliviano Carlos Emilio Lampe trabaja en silencio y mentalizado en convencer al técnico Guillermo Barros Schelotto de que tiene las condiciones necesarias para ocupar el arco de Boca Juniors en el partido de ida (24/10) contra Palmeiras de Brasil, por la semifinal de la Copa Libertadores.

La batalla que tiene el meta nacional por ganarle la pulseada a su compañero Agustín Rossi poco a poco va llegando a su fin, pero lo único que ronda en la mente de Carlos Emilio es ‘matarse’ en cada entrenamiento. Esa es la estrategia que está utilizando para tener los méritos necesarios para debutar con la camiseta del xeneize.

Pero no la tiene fácil, ya que en las últimas horas medios de prensa argentinos dieron la información de que Rossi parte con ventaja para el partido por Copa y este podría ratificarlo con una buena actuación frente a Rosario Central por la Superliga, el sábado en casa.

Esa situación la conoce bien Lampe, que más allá de una floja actuación de su colega, espera ser elegido por la confianza que pueda otorgarle el mellizo, apelando al mismo pensamiento que tuvo Guillermo cuando decidió incorporarlo (tras la lesión de Esteban Andrada) por delante del peruano Pedro Gallese, escenario que provocó una discusión entre el propio DT y el presidente del club Daniel Angelici, que terminó respaldando la decisión de su entrenador.

La pelea por el puesto también causa división de opiniones entre los hinchas de Boca, ya que no confían en el joven Rossi y prefieren la experiencia de Lampe para obtener un buen resultado en el duelo inicial frente a los brasileños.

Aunque en la interna del plantel, más allá del compañerismo y el calor que ha sentido el boliviano desde su llegada, los jugadores respaldan el trabajo de Rossi para seguir en la portería. El mismo Andrada comentó, en una entrevista con Olé, que tras sufrir la fractura de mandíbula se acercó a Agustín y le dijo: “No tenés que demostrar nada”, dándole su respaldo en la ausencia del ex-Lanús.

Similar fue la opinión del capitán Fernando Gago, uno de los referentes del equipo, que habló en el programa del periodista Mariano Closs y en dicha entrevista fue contundente: “Confíamos en él (Rossi)” tras la actuación que tuvo este ante Cruzeiro de Brasil.

Mientras el reloj sigue su curso hacia el miércoles 24 (día del partido), Lampe sigue con su plan, esforzándose y dando el máximo esfuerzo en cada balón que le toca disputar. Así lo hizo conocer su padre, Juan Carlos, a DIEZ argumentando que la adaptación de su hijo ha sido favorable y que se viene entrenando de la mejor forma en el complejo Pedro Pompilio (Casa Amarilla).

Con desventaja para la ida, las cualidades que tiene el ‘1’ de la selección boliviana lo pueden catapultar hacia el compromiso de vuelta, en el Allianz Parque. ¿El motivo? Su buen juego aéreo, aspecto que lo pone por delante de Rossi para la revancha tras confirmarse que Esteban Andrada, el titular, está descartado para ambos partidos de las semifinales de la Copa Libertadores.

Foto: @BocaJrsOficial

De gala

Carlos, al igual que el resto de sus compañeros, participó de la cena anual solidaria de la fundación de la institución. En ella, al boliviano se lo vio en una faceta distinta: más distendido, con traje formal y alejado de la presión de cada práctica.

En la zona mixta, estuvo rodeado de su compañero Agustín Rossi y de los colombianos Villa, Fabra y Barrios. Pero su mejor recuerdo de la velada fue la foto oficial, donde estuvo al lado del ídolo Carlos Tevez.

Fue una postal para el recuerdo. Lampe no atendió a los medios, se fue directo a la gala, para compartir el evento de la fundación xeneize. El meta nacional se rozó con ídolos y leyendas de Boca, como el ‘Pájaro’ Claudio Paul Caniggia, entre otros exfutbolistas.

De taquito

Uno de los periodistas que más criticó a Carlos Lampe, Pablo Carroza, del programa Fútbol al Horno, salió públicamente a disculparse y aclaró que no tiene nada en contra del portero nacional.

Los miembros de la selección boliviana que se clasificaron al Mundial de 1994 le mandaron un mensaje de apoyo a través de las redes sociales al meta titular de la Verde.

Está previsto que hoy el técnico Guillermo Barros Scheletto brinde una conferencia de prensa, en la previa al duelo con Rosario Central, allí dará pistas sobre el arquero titular para la Copa Libertadores.

Lampe visitó el consulado boliviano para iniciar sus trámites de residencia en Buenos Aires. Las autoridades le entregaron de regalo el libro del mar y la bandera de la reivindicación marítima.

Se confirmó que el número de entradas para Boca para la revancha ante Palmeiras será poco más de 1.400 entradas, sin contar los pases de cortesía para los dirigentes.

El chileno Roberto Tobar fue designado para dirigir el partido entre Boca y Palmeiras. Casualmente, él dirigió el duelo en la primera fase, que terminó con resultado a favor de los brasileños.

Andrada ve a un Lampe con la ilusión de disputar la Copa Libertadores

La duda en la portería de Boca continúa. En ese sentido, el titular y, por ahora lesionado, Esteban Andrada habló sobre la incorporación de Carlos Lampe a Boca Juniors para cubrir el espacio que dejó vacío por su fractura de mandíbula. El ex-Lanús destaca la ilusión con la que arribó a Casa Amarilla el boliviano, que pelea por ser titular en la Copa Conmebol Libertadores.

“A Lampe lo vi muy bien, con muchas ilusiones. Está bueno que se sume gente nueva, con ganas de aportar y entrenarse al máximo. Yo lo veo en los entrenamientos, al que le toque le va a ir bien porque se dan al máximo”, comentó el primer portero del club.

Andrada comentó ayer que está casi descartado de los dos partidos por semifinales ante Palmeiras. Hoy tiene su revisión con el médico para determinar cuánto tiempo más seguirá de baja.

Mientras tanto, las opciones se reducen a Rossi y a Lampe. Serán cinco partidos en 15 días los que tenga que afrontar Boca Juniors y, por lo menos en uno, la chance del boliviano para jugar está intacta. Andrada aspira a llegar a por lo menos a uno de los dos partidos de una hipotética final.