Escucha esta nota aquí

11 avionetas vinculadas al negocio del narcotráfico fueron secuestradas en lo que va del 2015, informó el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres. 

Además, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) realizó 3.881 operativos, requisó cerca de 12 toneladas de droga y 28 toneladas de marihuana y detuvo a 1.269 personas.

"El año pasado incautamos algo de 27 avionetas, y en lo que va del año son 11, esto en coordinación con la Policía Nacional Antinarcóticos del Perú y de nuestras unidades de inteligencia", señaló.

Ello ha frenado "el puente aéreo" que realizan narcotraficantes con relación a países vecinos.

"Esto ha sido reconocido por la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la OEA, estamos con muy buenos resultados", aseveró.

Escuelas de pilotaje

Respecto a las escuelas de pilotaje, la mayoría instaladas en el departamento de Santa Cruz, y de las que se duda sobre sus actividades, dijo que todas cumplen con los requisitos de funcionamiento que les otorga la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), por lo que no sería correcto decir que los pilotos se forman para prestar sus servicios al narcotráfico.

"No se puede afirmar que ahí se forman pilotos que van a servir al narcotráfico, para nada, son organizaciones civiles con las autorizaciones correspondientes", dijo Cáceres.

La autoridad recordó que "no está penado" ser piloto, pero sí usar esta habilidad para operar con organizaciones vinculadas a la droga. 

Radares

El comandante de la Policía, general Enrique Serruto, admitió la existencia del tráfico de drogas vía aérea desde y hacia Bolivia, pero dijo que la falta de radares y tecnología de punta impide saber con precisión cuándo, cómo y dónde salen e ingresan las aeronaves ilícitas.

De manera oficial el gobierno hizo conocer recientemente que se destinará al menos 220 millones de dólares para la compra de 16 radares de uso civil militar y evaluará la adquisición de unos 40.000 fusiles con el fin de renovar el material bélico de las Fuerzas Armadas.