Escucha esta nota aquí

Maleza tupida y un intenso mal olor. Todos los días los vecinos pasaban frente a un lote baldío del barrio Santa Ana de Guabirá y lo miraban con recelo hasta que este viernes se animaron a reportarlo a la Policía de Montero y entonces sus sospechas se convirtieron en realidad: allí había un cadáver.

La mañana de este viernes los agentes de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Montero levantaron el cuerpo en estado de descomposición de una joven de 16 años, que posteriormente fue identificada como Magaly Ávila Covarrubias.

Magaly había salido de su casa el 16 de marzo para ir a su colegio y desde entonces su familia no supo más de ella. La hermana de la víctima la reconoció por la ropa que llevaba, era la misma con la que la última vez la vieron en casa.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcc) de esa localidad norteña, Henry Arancibia, dijo que se espera los resultados del examen forense para conocer la causa de la muerte.