Escucha esta nota aquí

La exprimera dama de Honduras, Rosa Elena Bonilla de Lobo, esposa de Porfirio Lobo (2010-2014), fue capturada ayer por agentes policiales acusada de desviar fondos de su despacho a cuentas personales.

Agentes de la Policía Militar de Orden Público y de la Agencia Técnica de Investigación Criminal capturaron a la mujer en la residencia en la que vive con su esposo, Porfirio Lobo, en la zona residencial El Chimbo, dijo el portavoz de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Melvin Duarte.

Bonilla “es investigada por supuesta sustracción de 12 millones de lempiras ($us  500.000) de la cuenta de la oficina del Despacho de la Primera Dama a una cuenta personal, seis días antes de que entregara su esposo la presidencia de la República el 27 de enero del 2014”, añadió. Indicó que también fue capturado un cuñado de ella, Mauricio Moya.

La jefe interina de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras, Ana María Calderón, detalló en rueda de prensa que fiscales de esa institución de la OEA detectaron que el despacho de la primera dama movió entre 2011 y 2014 más de 94 millones de lempiras ($us 4 millones).

Explicó que a esa cuenta del despacho entraron fondos de donaciones, incluyendo cuatro millones de lempiras (unos 170.000 dólares) de Taiwán y que al menos hay otras nueve personas colaboradoras de Bonilla involucradas en los delitos de “malversación de caudales públicos, lavado de activos y asociación ilícita”, en la llamada "caja chica de la primera dama".

Bonilla fue enviada a una cárcel de mujeres cerca de Tegucigalpa y se le fijó audiencia preliminar para mañana.