Escucha esta nota aquí

Los directores de las organizaciones no gubernamentales (ONG) que fueron atacadas el lunes por el vicepresidente Álvaro García Linera, quien advirtió que podrían ser expulsadas del país, dijeron que seguirán trabajando en Bolivia y mantendrán su labor independiente. Añadieron que no pueden salir del país "porque son bolivianas".

El vicepresidente Álvaro García Linera acusó a las organizaciones CEDLA, CEDIB, Fundación Tierra y Milenio de ser financiadas por gobiernos extranjeros y anunció que, si se involucran en política, serán echadas del país.

En contraparte, los ejecutivos de estas ONG anunciaron que el trabajo que realizan es independiente y que no se irán del país:

"Ratificamos que mantenemos nuestra independencia, instamos a que (García Linera) lea nuestras investigaciones y que reflexionen sobre las políticas públicas, son más de 30 años que trabajamos en Bolivia", dijo Javier Gómez, director de Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), que se dedica a las investigaciones sociales, laborales y económicas.

Además, Gómez recordó que la Constitución Política del Estado ampara el trabajo de esas instituciones y que se está violando el derecho a "la libre asociación, la libertad de expresión y el acceso a información".

Marco Gandarillas, director ejecutivo de CEDIB, una entidad de investigación y de documentación sobre temas sociales en el país, dijo que su entidad no está atemorizada. 

"Esta institución no ha sido creada hace poco, tiene 45 años, es una institución fuerte, es un patrimonio no solo del país sino de Latinoamérica por nuestra biblioteca, que tiene ocho millones de noticias registradas y 60.000 documentos y libros", dijo Gandarillas.

Lee más: Identifican a ONG´s que incomodan al Gobierno


También rechazó las declaraciones del vicepresidente García Linera el director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, quien dijo que el vicepresidente está "desinformado cuando acusa a Miguel Urioste de ser director de la entidad" y de que éste fue, supuestamente, "ministro de Sánchez de Lozada".

"Eso no es verdad, fue parte del gabinete de Hernán Siles Suazo durante la recuperación de la democracia en Bolivia en los años 80", dijo sobre Urioste, que fue director de la fundación.

"La Fundación Tierra es una institución de investigación-acción, que promueve el desarrollo del agro y ha hecho grandes contribuciones a la investigación. Casi el 100% del personal es bilingüe español-aymara o español-quechua porque realiza investigación de campo", dijo Colque.

Agregó que "es contradictorio" que se acuse a su entidad de defender derechos de los extranjeros, como dijo el vicerpresidente, cuando fueron ellos "los primeros en denunciar la extranjerización de la tierra, por el acaparamiento del agronegocio de parte justamente de extranjeros y cómo la renta de la tierra terminaba en grandes transnacionales".

Napoléon Pacheco, director de fundación Milenio, que se dedica a investigaciones económicas, prefirió no comentar las palabras de García Linera.

Las declaraciones del vicepresidente

García Linera mencionó que las ONG que vierten "mentiras" en el país son CEDLA, CEDIB, Fundación Tierra y Milenio. Las tres primeras son de izquierda, y en el pasado apoyaron a los movimientos sociales que luego conformaron el MAS. La cuarta es de tendencia liberal.

"Esa es la política de esas ONG y ese discurso de fondo lo defienden con mentiras, con datos erróneos, hacen política. Entonces, por supuesto que nosotros también decimos: señor de la ONG, usted no tiene derecho a entrometerse en asuntos políticos en nuestro país, si se entromete se va afuera", afirmó García Linera.

El vicepresidente dijo que Milenio es "gonista a morir" y propiedad de Gonzalo Sánchez de Lozada. Sobre la Fundación Tierra sostuvo que es dirigida por un exministro de Sánchez de Lozada, refiriéndose a Urioste. Afirmó que en CEDIB y CEDLA están "unos troskistas verdes o troskistas oenegistas, que por plata han cambiado su ideología".