Escucha esta nota aquí

Categórico. Para el presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Marcelo Pantoja, el precio variable de la urea producida por la estatal petrolera YPFB para el mercado interno y fuera de Bolivia veta el uso masivo del fertilizante en tierras productivas del país. El sector cree que el valor, en proporción, debe ceñirse al precio de exportación.

Productores primarios del sector oleaginoso consultados dieron cuenta de que, al presente, compran la tonelada de urea nacional a un valor promedio que supera los $us 400. Engloba el flete desde la planta de Bulo Bulo hasta los campos de producción ubicados en el norte y el este de Santa Cruz.  

El costo de igual volumen de urea importada varía entre $us 500 y $us 600 la t, pero las casas comerciales colocan el producto en los chacos, brindan asesoramiento técnico, insumos adicionales y créditos.

Consultado si el sector acordó un precio de venta de urea con el Gobierno, Pantoja refirió que aún no, pero que pedirán a los máximos ejecutivos de las carteras del área de hidrocarburos una reunión para hacerles conocer el descontento existente por la discriminación de precio para el mercado nacional y fuera de nuestras fronteras. Anapo pide que al productor nacional se venda urea en la misma condición y escala de precio vigente para el mercado de exportación (Brasil).  

Según la Resolución Administrativa RPSC - ULG Nº 031/2017,  a la que accedió EL DEBER, YPFB venderá el producto a la empresa suiza  Keytrade AG, que lo distribuirá al mercado brasileño. El precio de venta establecido, según el documento base, es de  $us 279 la tonelada. Fija un tiempo de tres años de duración del contrato.

“Más que una alianza comercial, Anapo plantea una productiva y tecnológica para promover la masificación del fertilizante y mejorar la productividad en campo con asistencia técnica. Solo un 15% de los productores fertiliza y el sector tiene un potencial de demanda anual estimado entre 150.000 y 200.000 toneladas de urea”, puntualizó Pantoja. 

Dio cuenta de que el tiempo corre y que los productores de sorgo, maíz y trigo afiliados a Anapo han estimado un requerimiento de al menos 20.000 toneladas para la campaña de siembra de invierno, que empieza entre julio y agosto.

Los productores consideran que el valor de la urea debe estar relacionado con el precio de exportación, “no tienen por qué vendernos a los productores bolivianos más caro y vender más barato a los productores de Brasil. Si bajan ese precio implica aumentar la producción un 20% en maíz, en trigo, en sorgo y en caña de azúcar. Lo más importante es que se va a mantener la fertilidad de los suelos, ya que el nitrógeno es una de las limitantes más importantes en la producción y si logramos aumentar con el uso de urea, más el rastrojo y cobertura de suelo, mejoramos el manejo del suelo, la infiltración del agua de lluvia y obtenemos mayores márgenes económicos”, señaló un agricultor.

Productores del norte 
Según la secretaria ejecutiva de la Federación Sindical de Trabajadores Campesinos de las cuatro provincias del Norte Integrado de Santa Cruz, Deysi Choque, unos 50 afiliados a esa organización, en forma grupal, han accedido a comprar unas 300 toneladas de urea en la planta de Bulo Bulo. 

La dirigente manifestó que no tuvieron inconvenientes en la compra del fertilizante y que pagaron $us 368 por la tonelada. Aseguró que los compradores corresponden al sector cañero, sorguero y maicero y que han comenzado a preparar sus tierras con miras a la campaña de siembra de invierno. 

Apunte oficial 

En Santa Cruz, en el marco del anuncio de venta de 10.000 toneladas de urea para el sector  cañero cruceño, el ministro de Hidrocarburos, Luis
Alberto Sánchez, indicó que YPFB avanza en la habilitación de puntos de venta para masificar el uso de urea en el país y que en las próximas semanas esperan concretar acuerdos comerciales con productores de sorgo, maíz, quinua, árboles frutales, etc., en todo el país.  
Según Sánchez, la demanda del mercado interno de urea, con estudios de la estatal petrolera YPFB, rondan las 30.000 toneladas, pero cree que dicho volumen será superado este año. 

Comercio exterior 

Un comunicado de Keytrade AG,  empresa suiza que firmó un contrato con YPFB de compraventa de 335.000 toneladas métricas anuales para el mercado brasileño, señala que miles de toneladas de urea producida por la estatal han sido ya enviadas desde el almacén de Puerto Quijarro a cinco clientes diferentes establecidos en Mato Grosso y Mato Grosso do Sul. 

Detalla que la tasa de envíos va en aumento y que el mercado reconoce la calidad de la urea de YPFB. Además, que el cruce fronterizo funciona de forma eficiente, siendo la urea el mayor movimiento de carga entre Bolivia y Brasil, y que alistan el envío de urea en bolsas de una tonelada desde las instalaciones de Bulo Bulo.

Datos 

Acuerdo comercial  
El martes, la petrolera YPFB y empresarios agroindustriales azucareros acordaron la venta de 10.000 toneladas de urea para fertilizar, desde abril, campos de caña en Santa Cruz.

Demanda interna de Urea 
Según YPFB, el agro nacional demandó 30.000 toneladas.