Un informe elaborado en base a cables del Departamento de Estado que fueron revelados por WikiLeaks indica que Estados Unidos tenía un plan de emergencia inmediata en caso de que en Bolivia se produjera un golpe de Estado o la muerte del presidente Evo Morales en 2008, durante la primera etapa de su Gobierno, cuando se produjo una dura confrontación con las regiones opositoras, entre ellas, Santa Cruz. La información fue publicada por Russia Today (RT).
El Poder Ejecutivo pidió a la Asamblea Legislativa que investigue el caso a fondo.
“El Comité de Acción de Emergencia junto al Comando Sur de EEUU desarrolla un plan de respuesta inmediata en caso de una emergencia repentina, como un intento de golpe de Estado o la muerte del presidente Morales", dice un correo de la Embajada de EEUU en La Paz del 2008, según RT.

El informe fue elaborado por Alexander Main y Dan Beeton y está contenido en un libro titulado WikiLeaks: el mundo según el imperio estadounidense.

La nota de RT indica que “la estrategia de Estados Unidos para Sudamérica contempla golpes de estado y magnicidios", sin embargo, la frase textual en el apartado de Bolivia hace mención a un plan de emergencia en caso de que se produjeran estas dos eventualidades, sin mencionar si EEUU tendría o no participación directa en alguna de ellas.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, en cambio, interpretó que los documentos de WikiLeaks constatan la estrategia de EEUU que oscilaba entre impulsar un golpe de Estado o el asesinato del jefe de Estado, en 2008. “Tácitamente es una descripción respaldada de la estrategia de desestabilización de Estados Unidos que oscilaba entre el golpe de Estado o el asesinato del presidente Morales", remarcó el ministro y puntualizó que, por tanto, esas acciones denunciadas permanentemente por el Gobierno boliviano no son inventos.

Greenlee y Goldberg, en la mira
La nota reseña que tras asumir el mando, el presidente Morales recibió la visita de David Greenlee, el entonces embajador de EEUU, quien le habría advertido que la asistencia multilateral a Bolivia dependía del “buen comportamiento" del flamante Gobierno.

El embajador le habría dicho a Morales que las contribuciones de EEUU son claves en el Banco de Desarrollo Interamericano (BID), el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Un cable de 2007 menciona, según RT, que la agencia de cooperación de Estados Unidos (USAID) tuvo un rol clave “para ayudar a los gobiernos departamentales a operar más estratégicamente" y para apoyar a los indígenas contrarios a Morales