Escucha esta nota aquí

La persistente llovizna que se registró desde la madrugada del pasado miércoles en la ciudad y que se prolongó hasta ayer por la tarde, no registró una gran cantidad de agua acumulada, de acuerdo con los datos de Meteorología, que además informó que el clima tenderá a mejorar sustancialmente hasta el inicio del nuevo año.

Así lo expresó el pronosticador Javier Gunther, quien dijo que los vientos de sur que se registraron ayer, hoy cambiarán a dirección norte con un aumento de las temperaturas que oscilarán entre los 20 y los 32 grados centígrados.  

Asimismo, dijo que en los próximos días, el termómetro registrará temperaturas mínimas de 22 grados y unas máximas que no estarán por encima de los 30 a 32 grados centígrados.

A pesar de que no se registraron lluvias de más de 20 milímetros por día, algunos barrios de la ciudad quedaron anegados y la llovizna permanente fregó algunas calles de tierra.

En San Ignacio de Velasco, en los valles cruceños y en varias poblaciones ayer se registró una intensa lluvia que anegó las calles.

Gunther agregó que desde hoy y hasta el próximo miércoles 27 no habrán lluvias, aunque el 28 y 29 pueden registrarse chubascos aislados en diferentes zonas.

“Se puede decir que la temporada más fea de esta época en los llanos orientales ya ha pasado, por lo que de acuerdo a los informes se espera un buen clima hasta el próximo año, aunque quizá se registren solo algunas lluvias ocasionales”, aseguró.

Crecidas de los ríos
El director del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí de la Gobernación de Santa Cruz (Searpi), Luis Aguilera, dijo que desde noviembre a la fecha han habido 15 crecidas entre pequeñas y grandes y cuatro extraordinarias. 

Pidió a los vecinos que viven o trabajan cerca de las márgenes de los ríos Grande, Piraí, Surutú, Yapacaní e Ichilo estar atentos, puesto que en las próximas horas se pueden registrar crecidas extraordinarias porque los afluentes de los ríos superaron el de nivel de sus aguas.