Escucha esta nota aquí

El primer ministro británico, David Cameron, dijo este jueves que el Reino Unido "no se puede permitir" quedarse a un lado a la hora de tomar medidas contra el Estado Islámico (EI) y pidió bombardear al grupo terrorista en Siria.

En una declaración escrita remitida este jueves al Comité de Exteriores de la Cámara de los Comunes, Cameron solicitó el apoyo de los diputados para extender los ataques contra posiciones del EI de Irak a Siria debido al alcance, precisó, de la "amenaza a nuestros intereses".

El primer ministro reconoce que los ataques aéreos no serán suficientes para derrotar a la organización terrorista, pero que pueden ayudar a disminuir su capacidad logística.

Cameron respondió de esta manera al comité parlamentario después de que éste manifestase sus reticencias sobre una intervención en Siria y alertase de que había que actuar con cautela.

El jefe del Gobierno busca el apoyo de los diputados para que aprueben una votación, posiblemente la próxima semana, para ampliar los bombardeos contra el Estado Islámico, pues el Parlamento sólo ha autorizado los ataques en Irak.

"No nos podemos permitir quedar a un lado"

"Una cosa es clara. La amenaza contra nuestros intereses y nuestra gente es tal que no nos podemos permitir quedar a un lado y no actuar", insistió el primer ministro.

Cameron explicó que antes de pedir el apoyo a los ataques buscó el asesoramiento de expertos, que le han alertado de que el riesgo para el país es mayor si no toma medidas que si actúa en Siria.

El Reino Unido no sufrió ataques

Según afirmó el primer ministro, en los últimos doce meses las fuerzas de seguridad británicas han frustrado no menos de siete atentados terroristas, vinculados directamente al EI o a sus simpatizantes.

Al mismo tiempo, Cameron rechazó en su declaración que el Reino Unido pueda ser víctima de atentados similares a los de París si finalmente se une a otros países en los bombardeos en Siria.
El político conservador dejó claro que la amenaza contra el Reino Unido es ya de por sí "muy alta".