Escucha esta nota aquí

Unas nueve personas resultaron heridas en el cambódromo luego de que un ventarrón desplomara el toldo central en el marco de una feria productiva. El hecho se dio ayer en el evento organizado por el Centro Unión de Residentes Vallegrandinos en Santa Cruz (CURV) como parte de las celebraciones por el 190.ª aniversario de Vallegrande.

El viento huracanado proveniente del lado norte se sintió con fuerza alrededor de las 15:00. Aparte de los daños materiales y el susto que ocasionó, no se registraron víctimas fatales.

La Policía, los bomberos y UDEM socorrieron casi al instante a María Carola Ribera, Juan Moscoso, Fátima Orellana, Adela Quiroga, Abigail Urelo, Ana Hinojosa, Celia Cerrudo, María Cristina Sosa y el pequeño Johan Callejas, quienes fueron los más afectados. Los trasladaron al hospital Japonés, donde les realizaron una serie de análisis y estudios para verificar la gravedad de sus heridas.

“Mi hermana se tendrá que quedar en revisión durante 48 horas, ya que necesitan hacerle una tomografía, pues sufrió un golpe fuerte en la cabeza”, expresó la familiar de María Cristina Sosa.

Gloria Chambi, madre del pequeño de ocho meses Johan Callejas, indicó que su hijo solo recibió un golpe leve cuando uno de los fierros que sostenía la carpa volteó al suelo el carro donde estaba el pequeño.
Por su parte, Ana Hinojosa, que llegó desde los valles a vender sus productos en la feria y que estaba esperando para que le realicen una radiografía, expresó que un fierro golpeó de forma contundente su rostro y su mano izquierda.

Correrán con los gastos
Una de las dirigentes del CURV, que pidió no ser identificada, manifestó que correrán con los gastos médicos de los heridos. “Fue algo fortuito, ahora solo queda limpiar las cosas y seguir con el programa que se tenía previsto”, agregó.

Por su parte, el oficial mayor de Defensa Ciudadana, José Canudas, indicó que los organizadores tenían permiso para llevar a cabo la feria productiva pero no para instalar un toldo de las características del que había en el lugar.

Canudas sostuvo que el hecho no fue culpa de nadie. “A ver si nos achacan que nosotros fuimos los culpables del ventarrón”, añadió.
Esta fue la primera vez que los vallegrandinos festejan su aniversario cívico en el cambódromo. Luego de los hechos, se recogieron los escombros y la celebración continuó. Las actividades se cerraron con la tradicional serenata