Gema, la hija de uno de los presos cubanos liberados hace 20 días en el marco de la histórica reconciliación entre Estados Unidos y Cuba, nació este martes en La Habana, tras ser concebida por inseminación artificial mientras su padre estaba preso, anunciaron medios cubanos.

"A las 8:30 de la mañana de este 6 de enero nació en La Habana Gema Hernández Pérez, hija de Gerardo Hernández Nordelo y Adriana Pérez O"Connor, la mujer que esperó más que Penélope por el héroe de la Patria y de su vida", señaló el portal oficialista Cubadebate.

El portal destacó que Gema, que fue concebida durante el cautiverio de Hernández mediante una inseminación artificial facilitada por el Gobierno de Estados Unidos, "nació por cesárea y pesó 7 libras y 1 onza" (poco más de tres kilos), y es "muy hermosa".

Hernández fue arrestado en Estados Unidos en 1998 bajo cargos de espionaje y condenado a dos cadenas perpetuas por más 15 años. Era parte de un grupo de cinco cubanos, dos de los cuales recibieron su libertad en 2013 y 2014 tras cumplir sus sentencias.

Gerardo y los otros dos agentes que continuaban tras las rejas fueron liberados y enviados a Cuba el 17 de diciembre como parte de un intercambio de detenidos entre ambos países, al anunciar un proceso de normalización de relaciones diplomáticas tras más de medio siglo de enemistad.

El vocero del Departamento de Estado, Patrick Rodenbush, confirmó el 23 de diciembre "que Estados Unidos facilitó un pedido de la señora Hernández para tener un bebé con su marido", al que sólo pudo visitar en la cárcel una única vez en 16 años, y que fue el senador demócrata estadounidense Patrick Leahy el intermediario en esa solicitud.

Cuba libera más presos políticos

El gobierno de Cuba liberó a algunos de los 53 detenidos que Washington considera presos políticos, dijo este martes el Departamento de Estado, cuando ambos países se encaminan hacia la normalización de relaciones diplomáticas.

"Ya han liberado a varios de esos detenidos", dijo Jen Psaki, portavoz de la cancillería estadounidense. "Obviamente, nos gustaría ver que ese proceso se complete en un futuro próximo, y se trata de un tópico sobre el que volveremos a concentrarnos", añadió.

Psaki, sin embargo, no informó cuántas personas fueron liberadas ni cuando, pero dijo que formaban parte de una lista que Washington presentó a La Habana.

Normalización de relaciones

La portavoz de la cancillería estadounidense buscó minimizar una relación entre la liberación de estos detenidos y el éxito de las primeras conversaciones de alto nivel que los dos países mantendrán en medio siglo, cuando se reúnan en La Habana a fines de este mes.

"Hay muchos componentes en la forma en que este nuevo abordaje a Cuba ayudará a la sociedad civil, activistas por los derechos humanos en Cuba. Sentimos que la liberación de los prisioneros es importante. Tener un diálogo, abrirse a la capacidad de comunicarse también son pasos que consideramos importantes", comentó.

La subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson, encabezará la delegación estadounidense que mantendrá esa primera ronda de diálogo para normalizar las relaciones bilaterales.

De acuerdo con Psaki, ese viaje aún no tiene una fecha definida porque "aún estamos ultimando detalles".