Escucha esta nota aquí

Justo en la semana del clásico cruceño, en Oriente Petrolero emergió la duda sobre la presencia del venezolano José Alí Meza en el partido del próximo domingo. Camino al gabinete médico, el delantero dejaba el entrenamiento de este lunes dando claras muestras de dolor, sin que una información oficial confirmara el grado de la lesión.

Casi a la mitad de la práctica el jugador cayó al piso, víctima de un pisotón del lateral Daniel Mancilla mientras un grupo de jugadores, entre ellos Meza, el uruguayo Freitas y el colombiano Cano, realizaban una labor de desmarque y definición.

Con la ayuda de la parte médica, tras esa desafortunada acción, el futbolista tardó un par de minutos en ponerse de pie, se deshizo de una de sus chuteras y caminó con dificultad hasta una sala especial donde se curan a los lesionados, ahí donde Juan Carlos Zampiery y Yasmani Duk también recibían atención.

El médico Javier Gómez no se refirió aún sobre la lesión de Meza porque –según dijo- espera realizarle un estudio más minucioso para despejar todas las dudas que hubieran.

La lesión de Meza empezó a despertar preocupación en el equipo refinero, considerando la importancia del venezolano en la zona de ataque, donde Freitas tampoco puede estar si en estos días el Avaí brasileño logra asegurar la incorporación del uruguayo a sus filas, como se anunció la semana pasada.