Escucha esta nota aquí

El nuevo embajador de Bolivia ante el Vaticano, Armando Loayza, fue la única autoridad que habló a la salida de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y calificó de desmedidos y agresivos los argumentos que ese país expuso ante la instancia internacional. 

"Es una batalla jurídica y el miércoles va a estar durísimo (...) Decir que se pone en riesgo la paz es un argumento agresivo y desmedido de Chile", afirmó este lunes en un improvisado contacto con medios en Holanda.

Este miércoles 6 de mayo el equipo jurídico de Bolivia intervendrá ante la Corte, intentando contrarrestar la ponencia chilena, que se sustenta en tres argumentos: el artículo VI del Pacto de Bogotá, que da por zanjado el diferendo; el Tratado de 1904, que define límites; y el "riesgo" de abrir el debate sobre fronteras internacionales.  

Mientras, el presidente Evo Morales fue cauto al referirse al tema y señaló que está en contacto permanente con la comitiva nacional. Pidió a Chile no falsear la verdad ante la Corte Internacional y someterse a la jurisdicción de ese organismo. 

La autoridad recordó además que en el vecino país persiste una Constitución aprobada en dictadura y es latente la discriminación a los indígenas, a la par de volver a lamentar el incidente que tuvo con periodistas chilenos que casi lo golpean a su salida de Palacio de Gobierno.