Escucha esta nota aquí

La caravana de personas con discapacidad dispuso iniciar, desde mañana, marchas en La Paz hasta que el Gobierno atienda su demanda de un bono mensual de 500 bolivianos. Hoy ministros acudieron al diálogo, pero los dirigentes de la movilización no acudieron.

"Hemos determinado no ir al diálogo y mañana vamos a marchar en puntos estratégicos para pedir que el Gobierno atienda nuestros pedidos", manifestó el dirigente de La Paz, Jorge Flores, tras reunión general del grupo que llegó en la víspera.

Conoce más: Vigilia cumple primer día casi sin probar alimentos


Agregó que "estamos en emergencia los nueve departamentos porque ya no sabemos que buscan sus Ministros al marginar a los líderes de la confederación". Se sienten "discriminados" frente a las dos cartas que les envió el Gobierno. 

Mientras que el presidente de la Confederación Nacional de Personas con Discapacidad, David Cayo, sostuvo que "queremos reunirnos con el hermano Evo porque sabemos que él nos va a entender", ante la posibilidad abierta por el Gobierno para hablar con ministros. 

Lea también: Albó critica incoherencia del Gobierno frente al lío

Dos cartas fueron enviadas por parte de las autoridades nacionales al sector movilizado, en la primera se mencionaba a otros dirigentes y no a los protagonistas de la caravana, mientras que en la segunda, enviada hoy, se reiteró que es "inviable" el pago del bono de 500 bolivianos. 

Son más de 500 personas que llegaron a La Paz después de 35 días de marchar desde Cochabamba. Una parte se encuentra en la plaza "Mayor" de San Francisco, en vigilia, y el resto pernocta en el coliseo de la UMSA.