Escucha esta nota aquí

"Lo más difícil fue aguantar no llorar cuando escuché y vi a mis compañeros. Sentí mucha nostalgia al no tenerlos cerca, también a mis padres, a mi novio y mis fans", dijo la gladiadora de Calle 7 de Bolivia, Astrid Vaca Rico, que viajó hasta Ciudad de Panamá para el duelo internacional frente a Lissette Jurado, competidora panameña. 

La gladiadora del equipo rojo perdió el reto internacional ante su similar de Panamá en un duelo que ayer mantuvo pegados a la pantalla a todos los seguidores del programa. 

Según explicó Astrid a SOCIALES el clima húmedo no le favoreció en la competencia. "Fue difícil lidiar con el aire, me sentí en un horno", explicó. Esto se pudo ver durante la competencia donde la gladiadora tuvo problemas de respiración y recibió oxígeno. 

"Acá la gente se mete mucho en lo que hace, son bien disciplinados, no he visto un competidor que sea malo, todos tienen un buen nivel, las competencias son más difíciles y las pruebas son gigantes. Creo que nos falta evolucionar y seguir mejorando en Bolivia", dijo la también bicampeona boliviana de Calle 7 sobre la experiencia en suelo extranjero. 

La competidora rescató algo muy valioso del encuentro y dijo que no se descarta participar de otros retos internacionales. "Esto no me desanima para seguir entrenando y seguir creciendo. Me sirvió para ver que puedo llegar a niveles más altos", finalizó.

Astrid, que hoy está de cumpleaños, participará del programa en Panamá y mañana (miércoles) retorna al país para seguir en la competencia. 

Para hoy (martes) se espera el enfrentamiento entre el panameño Rafe Lucado y el boliviano Iroshy Mukay. Se emitirá desde las 18:00 en Unitel (señal abierta).