Escucha esta nota aquí

El candidato único de oposición está cada vez más lejos. Es más, las alianzas con otros partidos no parecen estar en la agenda de Carlos de Mesa, candidato del Frente Revolucionario de Izquierda. Ayer, su vocero político, Gustavo Pedraza, aseguró que en núcleo del mesismo ven que la gente está buscando una representación que no sea exclusiva de los partidos políticos, sino que sea eminentemente ciudadana, sin jerarquías y sin la clase política tradicional. Esto fue lo que Pedraza respondió a los aprestos de partidos como Demócratas, Unidad Nacional y Unidad Cívica Solidaridad que hablaron el lunes de un “frente único posible”.

Pedraza argumentó el rechazo a que los partidos tradicionales no están impulsando la renovación drástica de liderazgo para permitir la presencia ciudadana sin ninguna restricción, pues cuentan con estructuras rígidas. Prometió que la candidatura de De Mesa, que si bien en su liderazgo y su núcleo actual no representan renovación, demostrará verdadera renovación cuando llegue el turno de presentar candidaturas regionales. “Ahí el protagonismo será de la juventud”, dijo.

¿Y la gobernabilidad?

Consultado sobre la visión del ‘mesismo’, Samuel Doria Medina, jefe de Unidad Nacional, dijo que respetan su criterio, pero no lo comparten. “En democracia los partidos son el actor central y pretender desconocer su rol es una utopía que no funciona y principalmente no asegura la gobernabilidad. Necesitamos un proyecto político de largo plazo y no seguir con el caudillismo que tanto daño le ha hecho a nuestra incipiente democracia”, dijo el empresario y añadió que ese proyecto de largo plazo no incluye la reelección.

Johnny Fernández, jefe de UCS, que invitó a Víctor Hugo Cárdenas como candidato a la presidencia, advirtió que a Carlos de Mesa le puede suceder lo mismo que a Mario Vargas Llosa en Perú, allá por 1990, cuando trató de ser presidente prescindiendo de los partidos y terminó perdiendo la elección a manos de un desconocido como Alberto Fujimori.

“La actitud que está asumiendo De Mesa es absolutamente egoísta, discriminatoria y va a terminar muy mal. Me da a pensar que esto estaría siendo una combinola entre el partido de Gobierno y Carlos de Mesa, que lanzó su candidatura para validar la de Evo Morales, que es inconstitucional”, remató Fernández.

Sin embargo, Pedraza recordó que, según las encuestas, la sociedad desconfía de los partidos políticos y de los liderazgos tradicionales, que cerca de un 80% de la población piensa de esta forma y está buscando respuestas más allá de este tipo de liderazgos. “Nuestra propuesta encarna los intereses de la gran mayoría de la sociedad. Es una propuesta ciudadana”, dijo.

No estuvo de acuerdo con él Gabriela Montaño, presidenta de la Cámara de Diputados. Dijo que muchas plataformas ciudadanas sirvieron para reciclar a viejos políticos y que hay distintas expresiones de la ciudadanía, como los movimientos sociales.