Más de un centenar de palestinos resultaron heridos de bala este domingo en choques en Cisjordania y Jerusalén Este con fuerzas y colonos israelíes.

"Hoy (domingo 4 de octubre) en Jerusalén hemos registrado más de 120 heridos, la mitad de ellos por balas de acero recubiertas de goma y los otros por inhalación de gas lacrimógeno", informó Amin Abú Gazale, doctor y portavoz de la Media Luna Roja en Jerusalén (equivalente a la Cruz Roja).

Según este portavoz, "9 de los heridos se encuentran en situación grave". Los enfrentamientos tuvieron lugar en los barrios de Isawiya, Isariye, la Ciudad Vieja, Abú Dis y Wadi Yoz, precisó el portavoz, que señaló que se trató de choques tanto con fuerzas israelíes como con grupos de colonos extremistas.

"La Policía no protege a los civiles palestinos en Jerusalén y, al contrario, ayuda a calentar la situación", denunció.

Abed Manasra, portavoz de la Media Luna Roja en Cisjordania que a los heridos de Jerusalén se suman "alrededor de 50 heridos por munición real y balas de acero recubiertas de goma y una treintena por envenenamiento por inhalación de gas lacrimógeno" en Cisjordania en las últimas 24 horas.

Lee más: Dos israelíes mueren en supuesto ataque palestino

Preguntado por la agencia de noticias EFE, el Ejército israelí no pudo confirmar actividades y enfrentamientos en Cisjordania y señaló que "buscará la información" sobre los incidentes.

Una ola de violencia


La violencia de este domingo sigue al asesinato ayer de dos israelíes en un ataque palestino en la Ciudad Vieja de Jerusalén, que dejó también a tres personas heridas, entre ellas un bebé y una mujer, y a otro supuesto ataque con arma blanca de otro joven palestino esta madrugada en una gasolinera de la ciudad, cuya familia niega que lo perpetrase.

Ambos atacantes fueron abatidos por las fuerzas de seguridad israelíes.
Este ataque se suma a otro asesinato el jueves de un matrimonio de colonos israelíes que viajaban en coche con sus cuatro hijos en el distrito palestino de Nablus y que fueron tiroteados desde otro vehículo, presuntamente por palestinos.

Israel ha reforzado la seguridad en Cisjordania y Jerusalén Este y restringido el acceso a la Ciudad Vieja de Jerusalén, a la vista del aumento de la tensión.