Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno Carlos Romero acusó a los dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) de "boicotear" el diálogo para solucionar el conflicto latente desde hace más de una semana y que se expandió hasta La Paz.

"El pueblo potosino tiene que saber que el presidente ha querido recibir hoy en Uyuni al señor Jhonny Llally y no queremos que sigan mintiendo (...) Ratificamos que está movilización es política e incluso pretendió afectar la llegada del papa", reclamó.

?La autoridad calificó de mentirosos y calumniadores a los líderes de ese Comité Cívico y negó por completo que exista persecusión o amedrentamiento contra la población movilizada en La Paz y Potosí. Les instó a no provocar a la Policía.

"Está claro que este conjunto de mentiras busca confrontar. Dijeron que dos buses con pasajeros desaparecieron. Dijeron que la convocatoria al diálogo era una trampa, que los iban a hacer explotar. Me parece una actitud enfermiza", deploró Romero.

Señaló que el primer mandatario no puede prestarse a estas mentiras y señaló que Comcipo tendrá que dialogar con los ministros, ante la convocatoria que quedó infructuosa. Los envió a conversar con el titular de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Son 26 puntos que motivan la protesta de la población potosina y más de una semana de protestas. No hay salidas de buses a ese departamento y más de un centenar de marchistas permanecen con bloqueos en La Paz.