Escucha esta nota aquí

Colombia ya no es solo un país cafetero, sino que está invirtiendo en proyectos tecnológicos que pueden cambiar el sector automotor en este hemisferio. Eolo, este es el nombre utilizado por el ingeniero Javier Roldan, utiliza el viento que pasa por una turbina eólica para generar más electricidad y así alimentar las baterías auxiliares de doce voltios que mantienen encendidos los sistemas de control del vehículo y otros equipos como el aire acondicionado y los limpiavidrios. Las principales ventajas de este sistema son las siguientes: permitir que la batería principal solo se utilice para mover el vehículo con el fin de incrementar la autonomía y reducir el tiempo para recargarlas. Eolo cuenta con una autonomía de aproximadamente 100 km, alcanza una velocidad máxima de 90 km/h y no emite CO2 en el medio ambiente. La carrocería es de fibra de vidrio, pesa aproximadamente 1000 Kg, tiene un motor de 80 HP y en la pista alcanzó una velocidad máxima de 120 km/h.