Escucha esta nota aquí

Sectores sociales de Chile se alejaron de la posición de la administración de Michelle Bachelet y preparan una bienvenida al expresidente Carlos Mesa, portavoz de la demanda marítima boliviana. Las organizaciones denunciaron que los partidos políticos de izquierda chilenos “se alinearon” a la línea de la Cancillería del vecino país. En La Paz, el exmandatario ratificó su visita a Santiago y anunció reuniones con movimientos sociales que apoyan la causa nacional.

Luis Vega es el director de la Casa Bolívar de Santiago, organización que reúne a 48 sectores, todos de izquierda radical. El dirigente adelantó que se prepara una bienvenida a Mesa y que las explicaciones del exmandatario las difundirán en el territorio chileno.

“Somos de la cultura del diálogo, y por eso recibiremos al expresidente Mesa. Queremos escucharlo, le daremos una cordial bienvenida y verá que en Chile hay gente que apoya a Bolivia”, afirmó Vega.

Puertas cerradas
El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, ratificó su intención de negar una recepción a Mesa. Dijo que las autoridades de su país no se reunirán con el exdignatario, aunque tiene las puertas abiertas para visitar Santiago.

Mesa no tiene una fecha definida para su viaje. Se estima que será en marzo. Owana Madera, líder del Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez, denunció que políticos chilenos que apoyan a Bolivia decidieron “alinearse” a la línea de Bachelet.

“No sé si será traición, pero antes apoyaron a Bolivia públicamente y ahora se reúnen con Bachelet, con un Gobierno que sigue la línea neoliberal del expresidente (de Chile) Sebastián Piñera. Somos amigos de Bolivia y apoyaremos acá y allá su demanda marítima, que es algo justo”, dijo Madera.

La dirigente apuntó a Marco Enríquez-Ominami, líder del Partido Progresista y aliado de Evo Morales, y al diputado Lautaro Carmona, líder del Partido Comunista, que son apuntados de “alinearse” a la política de Bachelet luego de manifestar su apoyo público a Bolivia.

Por su parte, Mesa ratificó que visitará a Santiago y que se reunirá con sectores sociales de Chile para divulgar la demanda marítima boliviana.

“Lo ideal será vincularse con quienes respaldan a Bolivia, con chilenos que creen que Bolivia tiene la razón, pero lo importante es que la sociedad chilena tenga una percepción de la lógica en la que Bolivia está y que el objetivo de la demanda es llevar una relación bilateral adecuada con Chile”, explicó el expresidente.

Además, Mesa remarcó que viajará al Vaticano para explicar la posición boliviana al papa Francisco, que visitará La Paz en julio próximo.
A Mesa le tiene sin cuidado si las autoridades chilenas lo reciben. “Sería lo ideal”, dijo