Escucha esta nota aquí

Este domingo, el canal estatal Bolivia TV la emprendió, por varias horas, a mostrar la imagen indígena del presidente Evo Morales y sus lugares de origen humilde. El mandatario evocó su pasado y sus relaciones familiares, pero ya con un perfil de precandidato presidencial, construyendo la idea de una oposición política derrotada y sin ninguna oportunidad para llegar a la presidencia del Estado. Mucho peor, si se le enfrenta un aspirante del “oriente boliviano, con inclinación pro capitalista”.

En medio del paisaje altiplánico, el canal televisivo puso en escena a Morales como si se tratara de una entrevista periodística, donde propinó críticas a sus adversarios, desahuciándolos de la carrera política, donde aseguró también que la población boliviana prefiere un Estado central antes que departamentos autonómicos.
“No sé, dudo todavía que algún hermano o hermana, con pensamiento proimperialista, procapitalista, pueda ser presidente. Dudo. Más si es del Oriente. Dudo. Porque en corto tiempo se ha demostrado que las políticas importadas desde arriba y de afuera, no son soluciones. Lo sabe todo el mundo”, manifestó el presidente.

Más adelante, hizo una lectura de lo sucedido el pasado 20 de septiembre cuando se realizó, en cinco departamentos, el referendo para la aprobación de estatutos autonómicos y cartas orgánicas, donde el No obtuvo la mayoría.
Aquí dejó en claro que, para la población, la autonomía aún es sinónimo de la oposición, pese a que Morales reconoció que su Gobierno asimiló el tema autonómico en sus políticas nacionales solo para “revertir el discurso de la derecha”.
“Esta votación demuestra que lo que quiere el pueblo en los 5 departamentos, es un gobierno fuerte. (Quieren) la presencia del Gobierno nacional en los departamentos, desde pequeños, grandes y medianos proyectos. Con las disculpas a todos los gobernadores, en algunos departamentos dicen: aquí solo el Gobierno nacional. Aquí es Evo nomás. No hay alcalde ni gobernador”, sostuvo.

Repostulación
El sábado, por voto mayoritario de la Asamblea Legislativa se resolvió enviar la pregunta del referendo de la repostulación del presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para que valore la constitucionalidad del texto y responda en 72 horas.

Según el presidente del senado, Alberto Gonzales, la presidencia de la Asamblea enviará hoy la minuta para consultar sobre el proyecto de la pregunta con la que la población deberá definir en febrero la repostulación para la gestión 2020-2025.

La oposición cree que no se debería enviar la minuta hasta tanto no resuelven el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), la legalidad del propio referendo. También pidieron que Álvaro García Linera se excuse en la discusión de repostulación por ser un posible beneficiario de ese proceso