Escucha esta nota aquí

El brasileño Ronaldinho mostró su magia en un partido amistoso entre los amigos de la estrella sudamericana y otras figuras del fútbol mundial. Se jugó en Pacaembú, Brasil. Magia pura del '10'.

Ronaldinho tomó la pelota y desde unos 60 metros sacó un genial remate que terminó colgando al portero rival, quien terminó aplaudiendo lo hecho por el futbolista brasileño.

Tras el golazo, los jugadores de ambos equipos felicitaron a Ronaldinho con aplausos y abrazos. El público también hizo lo suyo. No era para menos ante tremendo golazo.