Un cazador alemán ha abatido en Zimbabue a uno de los elefantes más grandes que se han conocido nunca, lo que ha reavivado la polémica sobre la caza mayor suscitada en este país por la muerte del famoso león Cecil este verano a manos de un dentista estadounidense.

"Los colmillos del elefante eran tan grandes, con un peso de 122 libras (55 kilogramos), que le arrastraban por el suelo cuando caminaba", dijo un miembro del Grupo de Trabajo de Conservación de Zimbabue, Johnny Rodrigues.

Los expertos consideran que los colmillos del elefante, abatido el pasado 8 de octubre en una cacería legal, son de los de mayor tamaño nunca vistos en la región.

El elefante, de entre 40 y 60 años, fue abatido cerca del Parque Nacional Gonarezhou de Zimbabue durante una "cacería legal", en la que participó un alemán que estaba de safari, informaron este viernes los conservacionistas de la reserva, en el sureste del país y muy próximo a Sudáfrica.

Recuerdan a Cecil

En el caso del león Cecil, cazado a las afueras del Parque Nacional de Hwange, en el noreste de Zimbabue, el animal "fue atraído fuera del parque para ser cazado".

La muerte del león Cecil abrió el debate sobre la caza legal que se practica en numerosos países africanos y el Gobierno de Zimbabue prohibió la caza mayor, a excepción de algunos cotos como la zona sur del Parque Natural Hwange.