El dron (vehículo aéreo no tripulado) y la unidad móvil para monitorear dicho dron, adquiridos en junio de 2014 por la Alcaldía para que la Policía cumpla tareas de seguridad ciudadana en la capital cruceña, ha desatado una polémica pues la Policía se resiste a recibirlos, al considerar que ese motorizado no es lo que demandó la institución verde olivo y que puede tratarse de una supuesta estafa.

El dron, fabricado por la empresa española ATyges y el equipo móvil costaron Bs 3,7 millones ($us 534.000) a la comuna cruceña. El vehículo se encuentra en uno de los carriles de la exterminal de buses, donde están las oficinas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía.

El móvil es encendido cada día por personal de seguridad para que se mantenga activa la batería, pero no presta ningún servicio a la población.
De la misma forma, el dron está archivado en una especie de maleta grande en una de las oficinas del primer piso.
“Hace poco, en Cochabamba, la Alcaldía entregó 20 vagonetas inteligentes nuevas, con todos los equipos de comunicación, para combatir el delito. Costaron unos Bs 2 millones. Aquí compran un camión, lo convierten en un supuesto centro de monitoreo y ahí está botado, al igual que el dron”, dijo un funcionario municipal.

El comandante de la Policía, Sabino Guzmán, recibió visitas de personeros de la Secretaría de Defensa Ciudadana para pedirle que, de una vez, se haga efectiva la recepción del centro de monitoreo móvil más su dron.

Sin embargo, el comando policial no dio curso al pedido y elaboró varios informes con la intervención de una comisión de peritos de la Dirección Nacional de Tecnología y Telemática del Comando General.
En estos informes se especifican las observaciones. Una de las principales es que este tipo de dron (FV-8 topodron) es más útil para el sector de la construcción (topografía y cartografía) que para las tareas de seguridad ciudadana.

Deficiencias, según la Policía
En un último informe del 3 de septiembre elevado al coronel Ángel Rivero Pérez, director nacional de Tecnología y Telemática de la Policía, se hacen conocer falencias en el equipo que compró la Alcaldía.
Por ejemplo, se especifica que hay deficiencias en el display de control remoto de la unidad no tripulada de video vigilancia del dron, asimismo, en el sistema de control a distancia y en la función de telemetría. En el informe se hace hincapié en la necesidad de hacer conocer a las autoridades de la comuna las falencias que supuestamente presenta el equipo.

En otra parte del informe policial se puntualiza: “En el caso específico del Comando de la Policía de Santa Cruz, no se establecieron adecuadamente los lineamientos técnicos para la adquisición de la unidad móvil de video y vigilancia del dron, siendo que no cuentan ni con un sistema de comunicaciones adecuados para su funcionamiento”.

La empresa Army Security
Army Security, a través de su gerente general, Carlos Alberto Padilla, manifestó que el equipo completo más el dron se entregó al municipio cruceño como corresponde. “Nosotros cumplimos con todo. Entregamos el camión cero kilómetro con todo el sistema de última tecnología a la Alcaldía, de acuerdo con las especificaciones que nos pidieron, todo es legal. La entrega o no a la Policía de parte de la Alcaldía ya no es problema nuestro”, explicó el gerente.

A través de un documento de fecha 20 de enero de 2014, Carlos Padilla hace entrega a la Alcaldía de una aeronave no tripulada FV-8 Topodrone. El documento sobre la recepción del equipo lleva la firma del teniente Ernesto Peterson Toledo, entonces encargado del área de Seguridad Ciudadana del gobierno municipal.

Lo que recibió la comuna de la empresa Army Security fue una aeronave no tripulada topodrone FV-8 de ocho motores goldline con toda su electrónica de navegación, una cámara de vuelo integrada y un control remoto graupner mx20hott24 canales con pantalla táctil.
De igual forma, un monitor de siete pulgadas con sistema de video, cuatro baterías de polímero de litio, una bancada giroestabilizadora para sensores, una cámara con sensor, una computadora portátil, una caja de transporte tipo militar y otros.

El 30 de diciembre de 2014, durante la presentación del equipo, un representante de la empresa ATyges dijo que el equipo sirve para vigilancia aérea, para hacer planimetría, levantamientos tridimensionales de sectores y para verificar presencia de personas hostiles. En cuanto a la unidad móvil, desde donde se controla el dron, personeros de la Alcaldía dijeron que estaba equipado con artefactos sofisticados y cámaras de vigilancia