Al menos 7 yihadistas del Ejército Jaled bin Walid, grupo vinculado al Estado Islámico (EI), murieron en las últimas horas tiroteados por las fuerzas del Gobierno sirio cuando trataban de huir de las zonas de combate el sur del país, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

"Siete miembros de Jaled bin Walid han sido asesinados mientras huían en motocicletas", afirma el Observatorio en un comunicado.

Los enfrentamientos entre las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, y sus aliados continúan en las localidades de Shayara, Kasira y Beit Ara, situadas en la zona controlada por los terroristas en la cuenca del río Yarmuk, según la ONG.

Según el Observatorio, el Gobierno sirio y sus aliados han lanzado ataques con helicópteros y aviones militares sobre las zonas controladas por los yihadistas.

Desde el comienzo de la ofensiva gubernamental el pasado 19 de julio, al menos 256 yihadistas del Ejército Jaled bin Walid han perdido la vida, según el último recuento del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Asimismo, la cifra de muertos asciende a 86 en las filas del Ejército sirio y sus milicias aliadas.

El Ejército sirio y sus aliados han reconquistado la mayor parte del territorio de la cuenca del Yarmuk desde que comenzaron los enfrentamientos.