Escucha esta nota aquí

Recursos del Estado pagaron el viaje de 70 dirigentes de organizaciones sociales afines al Gobierno a la VII Cumbre de las Américas en Panamá. Se contrató un vuelo chárter exclusivamente para su traslado y regreso al país, con recursos de un Fondo para la Diplomacia de los Pueblos.

"Se ha utilizado un vuelo chárter, nosotros como dirigentes no podemos darnos el lujo y por eso el Gobierno ha hecho el esfuerzo para garantizar nuestra asistencia. Es importante el sacrificio que ha hecho el Estado, pero no nos han dado viáticos", explicó a EL DEBER el máximo ejecutivo de la Central Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, Rodolfo Machaca. 

Explicó que los representantes de los diferentes sindicatos y confederaciones participaron en 15 mesas, logrando el respaldo a la Demanda Marítima, pero quedando pendiente la conformación del Consejo Latinoamericano de Defensa de la Soberanía de los Estados.

"Nos nos faltaba el almuerzo, cena, desayuno porque nos han garantizado los organizadores en Panamá, aunque no hemos logrado la conformación del Consejo contra la injerencia, pero nos iremos convocando para lograr aplicar la propuesta de Bolivia", resaltó. 

Sostuvo que los encuentros también sirvieron para analizar temas políticos para garantizar la fuerza de los gobiernos en la región, además de condenar la injerencia de Estados Unidos (EEUU) a las organizaciones sociales.