Escucha esta nota aquí

Desde tempranas horas de este jueves, el transporte público de la ciudad de Cochabamba acata un paro con bloqueos de 24 horas. La protesta, que afecta a la población cochabambina, demanda la suspensión del incremento del peaje y el mejoramiento de las rutas.

El director de la Unidad Operativa de Tránsito, Óscar Rojas, confirmó que existen seis puntos bloqueados por los transportistas. La Policía ha replegado un contingente a fin de evitar que los cortes de ruta se masifiquen.

En Cochabamba, la población tuvo que realizar largas caminatas para llegar a sus fuentes de trabajo. Las autoridades educativas han brindado media hora de tolerancia para que los estudiantes puedan llegar a sus recintos escolares.

El gobernador cochabambino, Edmundo Novillo, convocó a la dirigencia del transporte público a una reunión para las 10:00; sin embargo, aún el sector no ha confirmado su presencia a la cita, que contará con la presencia del ministro de Obras Públicas y autoridades de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

Jose Orellana, ejecutivo del transporte federado de Cochabamba, dijo que la medida de presión continuará mientras las autoridades del Gobierno no retroceden en su afán de subir la tarifa del peaje en los retenes y mientras la ABC no haga un compromiso serio para mejorar las carreteras que conecta a la Llajta con el resto del país.