Escucha esta nota aquí

"Pido disculpas al presidente, disculpas al Gobierno chileno y al pueblo chileno, particularmente a la familia damnificada en Copiapó y todas las regiones que han sido duramente azotadas", dijo el exministro de Defensa, Jorge Ledezma al entregar su despacho a Reymi Ferreira.

La exautoridad, que vistió un chaleco con la consigna marítima cuando llevó ayuda humanitaria al vecino país, sostuvo que no fue su intención generar un gran revuelo en Chile y menos aprovechar la tragedia de esa población para fines nacionales.

Agregó que "lamenta profundamente que un pequeño error se haya convertido en un problema grande. Nunca fue mi intención insinuar provocación alguna en este tema concreto del chaleco institucional que los del ministerio de Defensa llevamos como uniformes de trabajo".

Mientras, el Canciller chileno, Heraldo Muñoz, señaló que "este episodio para nosotros está terminado", sin dar lugar a mayores comentarios o calificar de alguna manera la drástica decisión del primer mandatario boliviano de cambiar al titular de la cartera de Defensa. 

Anteriormente, Ledezma dijo en Chile que se puso el chaleco porque "tenía frío" y aseguró que el tema marítimo se ventila en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. Su sucesor, Reymi Ferreira, calificó como un "exceso de patriotismo" el incidente.