Escucha esta nota aquí

El proyecto europeo BackHome ha permitido conectar el cerebro de personas con discapacidad severa con una computadora. Eso les permite tener el control domótico del hogar o navegar por internet sin hacer ningún movimiento y mejorar su autonomía física y social.

BackHome, coordinado en Barcelona (noroeste de España) por el centro tecnológico Eurecat, ha conseguido mejorar la tecnología que permite que una persona con discapacidad severa pueda navegar por Internet, utilizar el correo electrónico y las redes sociales y manejar los elementos de un hogar, como las luces, la televisión y electrodomésticos.
"Hemos conseguido una tecnología que permite comunicarse con una computadora sin absolutamente ningún movimiento y que se puede ofrecer por primera vez como una herramienta asistencial alternativa a otras que hay disponibles", explica el director de la Unidad Tecnológica de eHealth de Eurecat, Felip Miralles.

Aplauso de los terapeutas
Se ha hecho una prueba piloto en casa de personas discapacitadas y tanto ellos como los cuidadores y los terapeutas han valorado mucho la tecnología de BackHome.

Esta tecnología “decodifica la señal eléctrica del cerebro mediante electrodos superficiales, no invasivos, que capturan la señal eléctrica y permiten que una persona dé órdenes a la computadora", detalla el investigador.

Con la mirada en la nube
Según Miralles, la Comisión Europea ha reconocido los resultados científicos y tecnológicos y la investigación realizada para desarrollar una interfaz de usuario multimodal. La interfaz incorpora diferentes señales y sensores y técnicas de inteligencia artificial y de rehabilitación clínica y de computación en la nube, entre otras tecnologías.

El salto ha sido importante. Antes, esta tecnología era algo de laboratorio y ahora, por primera vez, se ha demostrado que ya es de utilidad en casa del usuario final, dicen los investigadores. Los planes para incorporar la tecnología dieron el primer paso con dos plataformas de telemedicina