Escucha esta nota aquí

La ausencia de César ‘Picante’ Pereyra y de Alejandro Quintana ante Real Potosí, le pasó la factura a Blooming, que para visitar el jueves a Sport Boys podrá contar con sus dos atacantes argentinos, que ya cumplieron con el partido de sanción por acumulación de cinco tarjetas amarillas.  

El equipo de Jeaustin Campos no pasó una buena noche el jueves, pues además de no haber podido concretar las situaciones que generaron, la lluvia lo terminó perjudicando más que a su rival. 

Con el retorno de los dos delanteros, el técnico de la academia cruceña, Jeaustin Campos podrá volver a recomponer sus líneas para devolverle al equipo la efectividad que perdió en las dos últimas fechas.

Asimismo, el DT espera la resolución del Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) sobre la sanción para el marcador central argentino Pablo de Miranda, que ya cumplió un partido de sanción por su expulsión ante Bolívar y podría retornar al onceno titular.

Este viernes la plantilla se entrenó por la tarde y sin atención a la prensa, ya que, según se conoció, había muchos temas por aclarar en el vestuario de la academia, como el impase que se registró entre el entrenador y uno de los jugadores durante el partido.

Los pormenores de la discusión que se registró durante el partido con Real Potosí, no han sido dados a conocer, lo que sí se supo que todo se había aclarado con un par de disculpas de los protagonistas.

La academia cruceña volverá a entrenarse este sábado con miras al partido frente al Toro warneño, que viene de perder frente a Wilstermann, en Cochabamba.