Escucha esta nota aquí

La Cámara de Diputados aprobó ayer en grande y detalle el proyecto de Ley 149, que incorpora una disposición única a la norma que regula la forma de elección de asambleístas departamentales y gobernadores. Habrá un juramento obligatorio y conjunto. 

"Lamentablemente hasta la fecha varios departamentos no han aprobado sus estatutos autonómicos y por eso no hay la forma de posesión de los gobernadores y se ha decidido que el presidente Evo Morales tome la posesión de las autoridades electas", explicó a EL DEBER el vicepresidente de la Cámara Baja, Víctor Borda. 

El proyecto, que fue enviado al Senado para su aprobación, fija para el próximo 31 de mayo el acto de juramento, dejando la hora y lugar a decisión del primer mandatario. La idea creo malestar en parte de la oposición. 

"El juramento es formal y solemne, por eso de acuerdo a la Ley a partir del juramento están habilitados para ejercer sus funciones. Si una autoridad no asiste, como paso en otros años, no podrán ejercer su cargo", sentenció el diputado del MAS. 

Borda admitió que la medida causó malestar en legisladores de Unidad Demócrata y el Partido Demócrata, pero señaló que el vacío jurídico justifica la disposición y que "quieran o no" deben asistir a jurar frente al presidente. 

Durante 2010 las autoridades electas como Rubén Costas y Ernesto Suárez criticaron asistir a un juramento conjunto porque, según ellos, representaba el centralismo ejercido por el Gobierno, pese a la existencia de autonomías.