Escucha esta nota aquí

Un tribunal chino sentenció a un asesino en serie a pena de muerte, por un crimen imputado primero a un adolescente que fue ejecutado por error.

Zhao Zhihong, de 42 años, fue declarado culpable de varios homicidios, además de violación y robo, por un tribunal popular de Hohhot, en la región de Mongolia Interior, tras lo cual fue sentenciado a la pena capital, informó la agencia de noticias china Xinhua.

Tras ser arrestado en 2005, Zhao confesó varios asesinatos y violaciones, incluyendo la muerte de una mujer en una fábrica textil en Hohhot en 1996.

En un principio, las autoridades sentenciaron a muerte y ejecutaron a un adolescente de 18 años por el crimen, aunque en diciembre pasado la familia del condenado logró probar su inocencia, tras lo cual el asesinato fue atribuido a Zhao.