Escucha esta nota aquí

Gran parte del éxito de la selección de Croacia en la Copa del Mundo se debe a la mano femenina que imponen dos mujeres como Kolinda Grabar-Kitarovic e Iva Olivari, que se han ganado el respeto del mundo gracias a un exhaustivo trabajo en las funciones que les delegaron en una nación que vive un sueño.

Grabar-Kitarovic es la presidenta de Croacia, asumió el mando de su país en febrero de 2015 después de liderar el partido de centroderecha Unión Democrática Croata. Tiene 50 años y las acciones que realizó para asistir a Rusia y apoyar a su selección llamaron la atención de las personas en las redes.

Desde Croacia se confirmó que Kolinda viajó al Mundial en vuelos comerciales con boletos que compró con su dinero, para esos días pidió licencia sin goce de haberes e incluso rompió el protocolo al ingresar al vestuario de su selección para celebrar el pase a ‘semis’ con los jugadores y el cuerpo técnico.

Debido a sus compromisos en la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se perdió el compromiso por semifinales ante Inglaterra, pero ya confirmó que estará presente el domingo en el estadio Luzhnikí, apoyando a su país en la final.

Además de ser una gran apasionada por el fútbol, la presidenta de Croacia ha demostrado su ética profesional con gestos que tendrían que ser comunes en política.

Lleva siete años ocupando funciones en el Gobierno croata y ha recibido elogios por sus acciones de parte de colegas de renombre, como Mauricio Macri (Argentina) o Donald Trump (USA). Ella comanda el éxito de Croacia en un torneo de ensueño para su país.

La ‘Tía’ Iva

Se ganó el respeto y el cariño de los futbolistas de la selección croata a base de esfuerzo. Ese es el caso de la gerenta Iva Olivari, que forma parte del equipo nacional y que está ligada a la federación de Croacia desde hace 26 años.

Fue contratada en 1992 cuando Davor Suker (exjugador) tomó el mando de la institución. A partir de ahí, la presencia de Iva sería clave en varios aspectos, pues ella se encarga de las funciones administrativas y logísticas del equipo, coordinación de prensa y tiene relación directa con los miembros del plantel.

En 2016, para la Eurocopa, Olivari recibió la autorización de la FIFA para estar presente en el banco de suplentes. Es la primera mujer que integra el cuerpo técnico de una selección en una Copa del Mundo y a sus 49 años confía en que la selección de su país puede lograr un hecho histórico al consagrarse campeona del mundo por vez primera.

“Es nuestro ángel de la guarda, para ella no es fácil manejarnos, pero nosotros la queremos mucho y respetamos su trabajo”, comentó el portero Danijel Subasic.