El joven blanco Dylann Roff reconoció ante la Policía ayer ser el autor de la masacre de nueve personas en una de las iglesias más emblemáticas de la comunidad negra en Charleston, Carolina del Sur (sureste de EEUU).

La policía de Charleston anunció en Twitter que Roof fue acusado formalmente por el asesinato de nueve personas y comparecerá en una audiencia a las 2:00 pm (1800 GMT). Ha sido acusado de los asesinatos, así como de posesión de un arma de fuego durante un crimen violento.

Un oficial de policía dijo a la cadena CNN que el joven de 21 años declaró a los investigadores que quería "emprender una guerra racial", cuando entró en la Emanuel African Methodist Episcopal Church en Charleston en la noche del miércoles y abrió fuego en una reunión de estudio de la Biblia.

Todas las víctimas eran afroestadounidenses.
La policía detuvo a Dylann Roof, de 21 años, durante un control de rutas en la vecina Carolina del Norte, informó a la prensa el jefe de la Policía de Charleston, Gregory Mullen