Patricia Pacajes, exjueza del Tribunal Décimo de Sentencia, presentó bajas médicas "fraudulentas" para justificar la ausencia de su oficina, tras que estallara el escándalo por el audio del caso bebé Alexander.

Esta jornada, el delegado del Consejo de la Magistratura, en La Paz, Américo Araníbar, explicó que "con el propósito de dilatar o no prestar su declaración ante el Ministerio Público por delito de incumplimiento de deberes, elevó a esta representación distrital bajas irregulares de la Caja Nacional de Salud". 

Detalló que la exjueza, que condenó al médico Jhiery Fernández, sabiendo que era inocente, no cumplió con los protocolos establecidos por la entidad médica para tramitar el documento.

La Magistratura analiza si existe alguna responsabilidad penal por la forma en la que realizó dicho trámite, debido a que "se ha podido tal vez manipular en la Caja Nacional de Salud a efectos de conseguir alguna situación y no ser procesada".

Dichas justificaciones fueron presentadas para no acudir a declarar ante la Fiscalía y el Consejo tampoco pudo notificarla sobre el proceso que se le inició respecto a la grabación, en la que, además, comentaba un caso que estaba en reserva.

Tras mediatizarse el audio, la exadministradora de justicia también trató de suicidarse y fue internada en un centro psiquiátrico por presuntamente intentar acabar con su vida. Ahora procesa por violencia a Romel Cardozo, quien filtró la grabación.