Escucha esta nota aquí

La posesión del nuevo comandante general de la Policía fue turbada por la denuncia que apareció en contra del nuevo jefe policial, general, Faustino Alfonso Mendoza Arze, quien percibió que intentaron vetar su designación pese a cumplir con los requisitos y por el contrario anunció que las prioridades de su gestión serán potenciar a las direcciones de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) y la designación de los nuevos comandantes departamentales.

Incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias, son las dos acusaciones que pesan contra Mendoza Arze y este dijo que eso debe ventilarse en la jurisdicción ordinaria, luego evitó referirse a este caso y cómo podría contaminar su gestión.

No es la primera vez que surgen denuncias contra los nuevos comandantes, de hecho hasta el mes de agosto, las denuncias contra el excomandante Abel de la Barra, seguían saliendo desde la misma institución y los políticos consideran que estas son promovidas por los oficiales que pueden resultar relegados.

El excomandante Abel de la Barra, indicó que la denuncia llegó posterior a la aprobación de los requisitos para el generalato y que en el momento de la revisión de documentación no contaba con ninguna denuncia o proceso judicial pendiente.

Se trata de un caso que sucedió en el departamento de Cochabamba donde Mendoza se desempeñaba como fiscal de la Policía, luego de recibir una denuncia contra otro oficial él debía trasladarlo de destino como fiscal, pero nunca cumplió lo que señala la norma interna de la Policía y lo acusaron de proteger al oficial denunciado. Pero el ahora general Mendoza, afirma que su hoja de servicios es intachable y no tiene observaciones.  

El viceministro de Gobierno, José Luis Quiroga, dijo que el general Mendoza cumplió con todos los requisitos y que la comisión calificadora no encontró ninguna observación. Esta comisión está integrada por autoridades de los ministerios de Gobierno, Justicia y Transparencia y el mismo comando de la Policía nacional.

Fueron 13 coroneles que se presentaron a la convocatoria que lanza anualmente el Gobierno y los que fueron seleccionados, seis coroneles en total, lograron su ascenso luego de un trámite parlamentario.

Los planes

En su discurso de posesión, el presidente Evo Morales dijo que el contrabando se constituye en la principal preocupación del Gobierno y más después de lo que sucedió en el asalto al recinto aduanero de Tambo Quemado en Oruro.

Mientras que Mendoza señaló que su prioridad será la de potenciar la DACI que son las unidades que llevan adelante las investigaciones y operativos contra bandas delincuenciales y se anotaron varios éxitos en su labor principalmente en las ciudades del eje del país.

Asimismo, agregó que para la elección de los nuevos comandantes departamentales se tomará en cuenta la capacidad operativa que tengan los candidatos, además dijo que se calificará la disciplina de los nuevos comandantes.

Respecto de la lucha contra el contrabando, Mendoza dijo que coordinarán tareas con las FFAA que están al frente de esta tarea y que potenciará la Dirección Nacional de Fronteras (Dinafron) que son las unidades que deben trabajar en las zonas limítrofes con terceros países.

Ayer, el nuevo comandante sostuvo reuniones para definir los nombres de los nuevos jefes policiales que le acompañarán  en su Alto Mando y luego debía definir los nombres de los comandantes departamentales que son las tareas inmediatas que atendió. Para hoy se tiene previsto el reconocimiento que se realiza habitualmente en el día.

En el acto 

Emocionado
“Gracias” fue la última palabra que pronunció el excomandante de la Policía, Abel de la Barra y la palabra le salió en medio de la emoción que le produjo conducir su institución.

Seis generales
Los candidatos eran los coroneles, Faustino Mendoza Arze; Juan Lizaca Torres; Santiago Delgadillo Villalpando; Agustín Moreno Valdivia; Ronald Sánchez Viscarra e Iván Quiroz Vargas.

El seguro
Los oficiales consultados consideraban que el nuevo comandante iba a ser Santiago Delgadillo que estuvo tres años en el comando de la Felcn.

La nueva ley
El presidente expresó su deseo que los comandantes tengan una gestión entre tres a cinco años para concluir planes a largo plazo. Esta gestión presentarán la nueva Ley Orgánica.