Escucha esta nota aquí

La cadena minorista estadounidense Sears cayó ayer un 23,83% en la Bolsa de Nueva York, en una reacción de los mercados a su plan de quiebra presentado en un tribunal y que implica el cierre de 188 tiendas hasta final de año.

Al cierre de las operaciones bursátiles, las acciones de Sears, radicada en Hoffman Estates (Illinois), cotizaban a 31 centavos en el índice Nasdaq, donde su valor se ha depreciado más de un 91% en lo que va de año y un 47% solo en los últimos cinco días.

Tras siete años de pérdidas, que llegaron a los 11.000 millones de dólares, los grandes almacenes anunciaron una serie de acciones para lograr una línea de liquidez de 300 millones y “crecer rentablemente a largo plazo”.