Corea del Norte sufrió este lunes y parte del martes un apagón en su red de internet, un misterioso suceso que ha desatado especulaciones en pleno conflicto con EEUU por el ciberataque que llevó a la cancelación de una película que caricaturiza al líder Kim Jong-un.

Las principales páginas web norcoreanas, entre ellas la de la agencia estatal de noticias KCNA y la del diario Rodong del Partido de los Trabajadores, permanecieron caídas de forma discontinua desde la 1:00 hora local (12:00 hb del lunes) hasta las 10:45 (21:45 hb) de este martes.

Aunque no es la primera vez que esto ocurre, el fenómeno despertó una fuerte atención y todas las miradas se dirigieron a EEUU, ya que el pasado viernes el presidente Barack Obama prometió una "respuesta proporcionada" al reciente ciberataque a Sony Pictures del que culpa a Corea del Norte.

Algunos medios surcoreanos han sugerido que EEUU podría estar detrás del suceso ya que, aunque las caídas de las páginas web norcoreanas son relativamente frecuentes, no es tan habitual que el apagón afecte a todas a la vez.

"Estamos analizando si el motivo de la caída de la red fue un hackeo externo o una prueba del sistema interno para reforzar la seguridad", explicó una fuente del Gobierno de Corea del Sur a la agencia local Yonhap.

Corea del Norte no se ha pronunciado de momento, mientras otros medios y expertos consideran la posibilidad de que el país comunista pueda haber sufrido un ataque por parte de hackers anónimos u organizaciones civiles.

Como precedente, el pasado agosto la ONG estadounidense Human Rights Foundation inició una campaña de "hackeo" de las redes norcoreanas con informáticos de diversos países para introducir información del exterior en el duramente restringido ciberespacio de uno de los países más aislados del mundo.

En Corea del Norte internet solo está al alcance de las élites y y aún así la mayoría de páginas extranjeras están censuradas, por lo que en el país se utiliza más comúnmente la intranet local, completamente controlada por el Gobierno.