Escucha esta nota aquí

La División de Trata y Tráfico de Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), al mando del mayor Carlos Torrico, logró la detención de una mujer y un cliente que tenían sometida al comercio sexual a una adolescente de 15 años.

El lunes una mujer se presentó en la Policía para denunciar que su hija, de 15 años, fue víctima de abuso sexual. La afligida madre reveló que la muchacha aparentemente fue engañada por su amiga, de 25 años, que le ofreció dinero, pero que al final fue atrapada por el comercio sexual.

Las investigaciones tomaron cuerpo con la participación de representantes de la Defensoría de la Niñez y del Ministerio Público, a la cabeza del fiscal Marcos Arce. Fue así que tras las entrevistas sicológicas a la víctima, además de la revisión del contenido de su teléfono celular, se pudo ubicar el contacto de su amiga, la supuesta proxeneta. 

Tras un operativo en la zona de la terminal Bimodal se detuvo a la mujer, que fingía ser la amiga de la adolescente para lucrar usándola sexualmente con los llamados clientes.

Una vez que fue detenida la sindicada, los investigadores le secuestraron el teléfono y se pudo acceder a información importante para las pesquisas. Sin embargo, grande fue la sorpresa para los investigadores cuando descubrieron que ese teléfono recibió llamadas del cliente que otra vez solicitaba los servicios de la adolescente. Fue así que la Policía le tendió una celada y la noche del jueves, por la misma zona de la Bimodal, se detuvo a un hombre de 53 años.

La doparon con fármacos
Para completar las investigaciones de este nuevo hecho se convocó a médicos forenses. Tras las pericias, los profesionales hallaron evidencias para determinar que la adolescente fue víctima de abuso sexual. Además, detectaron, a través de pruebas toxicológicas, que la víctima fue dopada con fármacos para someterla a ultrajes sexuales en reiteradas oportunidades. 

En otras entrevistas sicológicas, ejecutadas en presencia de la Fiscalía, la adolescente contó que su amiga la engañaba para lucrar, pero antes mostraba aparente cariño con atenciones como la invitación de refrescos y jugos. Sin embargo, se presume que en esos productos introducía las tabletas para desvanecerla.  

Detenidos guardan silencio
El fiscal Marcos Arce convocó a   declarar a la mujer y al hombre que fueron detenidos por el hecho contra la adolescente. Sin embargo, ambos guardaron silencio haciendo uso de su derecho constitucional.

El representante del Ministerio Público presentó la imputación contra los aprehendidos para llevarlos ante un juez cautelar. Al hombre lo imputó por el delito de violencia sexual comercial, mientras que a la mujer  por trata con fines de explotación sexual.

Arce confirmó que se trata de un caso complejo, pero que ya fue esclarecido. Lamentó que estos hechos se estén repitiendo.

En audiencia realizada ayer en el juzgado de la Pampa de la Isla, ambos aprehendidos fueron enviados a la cárcel de Palmasola.