Escucha esta nota aquí

El canciller, Heraldo Muñoz, criticó el carácter de la visita no oficial de su par boliviano, David Choquehuanca, que desde la víspera participa de actividades organizadas por sectores urbanos y por indígenas en la capital, Santiago.

"Lo que vemos en esta visita es un intento propagandístico de insinuar que no habría cohesión nacional respecto a la política de Estado que Chile tiene frente a la demanda boliviana", dijo la autoridad en conferencia de prensa.

Conoce más: Poca voluntad de diálogo impulsó la demanda

La autoridad boliviana, en entrevista con Bio Bio, dejó sentado que la única solución definitiva al centenario diferendo marítimo es lograr un acceso soberano a las costas del Pacífico, recordando los avances y retrocesos en las conversaciones de los últimos años. 

"Lo que ha habido es un apoyo transversal de todos los partidos políticos, de todos los representantes significativos de la sociedad civil", señaló Muñoz, y agregó que "lo que se pretende es insinuar que no es sólido el respaldo a la política de defensa de nuestros intereses nacionales".

Lee también: Piden cita con el canciller y condenan pedido marítimo


Muñoz señaló que "Chile es un país abierto, libre e incluso en estas circunstancias el canciller boliviano puede reunirse con quien quiera. Y así lo ha hecho (...) A diferencia de lo que ha sucedido con nuestro cónsul, que en visitas abiertas se ha creado un manto de sospecha sobre sus actividades".

Insistió que Bolivia no notificó sobre la visita: "Nos enteramos por los medios de comunicación. Posteriormente enviaron una nota, que quede claro. Eso no se hace", aseveró. 

Puedes ver: Chile reclama por la visita del Canciller de Bolivia

En contacto con la prensa del vecino país, Choquehuanca señaló que "yo vine a Chile en noviembre de 2010, con la esperanza de trabajar, pero no ha sido posible porque no hemos encontrado voluntad (…) Por eso Evo decide conformar un Consejo para explorar varias posibilidades y como resultado anuncia que iremos a La Haya".