Escucha esta nota aquí

El Procurador General del Estado Héctor Arce, manifestó este sábado que planteó cuatro puntos en procura de mejorar la justicia boliviana para hacer de ella más humanizada, independiente, ágil y transparente.

"Como en muchos países de América Latina, nuestra justicia, siempre ha sido dependiente, nunca ha tenido una característica de verdadera independencia, siempre ha sido una justicia marcada por la falta de transparencia", dijo a través de comunicación de la PGE.

La autoridad, que participó en la sesión de asuntos Americanos, Unión Internacional del Notariado Latino que se realizó en Santa Cruz, planteó la independencia de la justicia, la humanización de la justicia, transparencia en el ejercicio y la aplicación de la justicia, y celeridad.

Considera que las autoridades de justicia no deben ser elegidas por situaciones políticas ni por decisión de un pueblo soberano, que puede no orientarse muy bien, en el entendido de que la meritocracia debe ser el único catalizador para llegar a ejercer las más altas funciones en la administración de la justicia.

Sobre la humanización de la justicia, apuntó la importancia del rol que juegan los operadores y administradores de la justicia y para ello se requiere una justicia humana, que sea de ciudadanos y no de los abogados. Además, una justicia que trate a las personas con la calidad y calidez con base y principios de la Constitución Política del Estado.

Otro de los temas que actúa como obstáculo, dijo, es el referido a la falta de transparencia en el ejercicio y aplicación de la justicia. Planteó la necesidad de la existencia de una institución nueva que actúe como una inspectoría disciplinaria.

"Tenemos que generar, en estas condiciones un sistema de transparencia institucional y de persecución de hechos irregulares, de persecución de corrupción verdaderamente ejemplar", apuntó.