Escucha esta nota aquí

En China, una mujer que padecía de reumatismo acudió a la medicina popular para aliviar los dolores corporales; sin embargo, esto le trajo severas consecuencias a su salud.

De acuerdo con Daily Mail, la mujer comió tres ranas vivas, cinco años después apareció un bulto en uno de sus senos, decidió operarse y le retiraron una lombriz solitaria de unos 13 centímetros.

"La mujer de 59 años, de apellido Yao, comió tres ranas vivas hace cinco años mientras seguía un remedio popular", indicaron desde el sanatorio al medio.

Yao había explicado a los médicos que ha estado sufriendo reumatismo, una afección a largo plazo que causa dolor en las articulaciones del cuerpo y los tejidos conectivos.